beach-bike-on-sunset-beach-eleuthera-bahamas+1152_12783670437-tpfil02aw-24126

Las bicicletas Cruiser,

 En primer lugar y aunque muchos ya las conocen y las diferencian perfectamente queremos explicar qué se considera como bicicleta Cruiser, también conocida como Playera.  Como principales características tenemos las ruedas con un balón ancho, el manillar también ancho, asientos grandes y cómodos y la posición de pedaleo con la espalda recta. Normalmente son de una sola velocidad y el freno trasero contra pedal.  Esto hace que sean muy cómodas de llevar en zonas sin demasiadas pendientes y permitan disfrutar del paseo más que ser un vehículo para el entrenamiento.

 Este estilo de bicicletas nace el los Estados Unidos de la mano de la fábrica de Bicicletas Schwinn cuando los directivos de la marca se desplazan a Europa en busca de mejoras para sus ruedas y adaptan las ruedas de balón a sus bicis. Ganan mucha popularidad durante los años 30 y 40 por su precio y durabilidad así como diseños.

 Durante los años 50 y 60 dicha popularidad cae con la llegada de modelos más ligeros y con rueda más fina que permiten rodar más rápido.

 A finales de los 70 y principio de los 80 se convierten en la base de las bicis de montaña a manos de californianos que las comienzan a utilizar por las montañas de la zona. Se podían conseguir a muy buen precio en los garajes particulares que las tenían almacenadas. Luego con unas pequeñas mejoras permitían rodar cada vez más rápido por las pistas. Su principal ventaja era su resistencia, abundancia y precio.

 No dejan indiferente a nadie a su paso

 

En los años 90 comienzan a resurgir nuevamente gracias a empresas que mejoran sus diseños tanto  mecánicamente como a nivel de estética convirtiéndose en unas bicicletas que no dejan indiferente a nadie a su paso y que permiten tener una bicicleta acorde a los gustos de cada uno.

 Hoy en día tenemos marcas como Electra, Nirve, Project 346, y otras aparte de las Schwinn que son capaces de enamorar a cualquiera.